Logo

Zona Acampada

Un año más, la Villa Salinera de Poza de la Sal en la provincia de Burgos celebra el día 4 de mayo de 2019 su consolidado Festival Nacional de Charangas. Un certamen en el que se dan cita agrupaciones musicales de todo el país para competir y, sobre todo, para mostrar su música, su talento y para disfrutar de momentos muy agradables.

De nuevo para esta edición se habilitará una zona de acampada libre y un espacio para autocaravanas para poder ofrecer otra opción de pernoctar a la gente que nos visita.

Para ello se habilitarán en la zona del polideportivo dos espacios, el campo de futbol como zona de acampada libre con espacio para 100 tiendas de campaña y el aparcamiento del polideportivo con espacio para 25 autocaravanas, caravanas y furgonetas. También habrá acceso a baños y agua corriente.

Nos parece una gran idea implantar este servicio para dar cabida al cada vez mayor número de público que se desplaza a disfrutar de este gran evento y darles la posibilidad de poder quedarse en Poza a descansar tras un día cargado de música, emociones y diversión.

Un marco espectacular para el Festival

Esta villa, que vio nacer al universal Félix Rodríguez de la Fuente, es el escenario ideal para la realización de Festival Nacional de Charangas. Disfrutar de la música por el laberinto que forma su trazado medieval, repleto de magníficos ejemplos de arquitectura popular y de fachadas en las que los escudos nobiliarios son un libro abierto que cuenta parte de la historia de la villa salinera es un auténtico placer que tenemos al alcance de la mano. En nuestro lento y sosegado deambular por sus calles nos encontraremos edificios tan representativos como la que fuera Casa de Administración de las Reales Salinas o la iglesia de San Cosme y San Damián, gótica del siglo XVIII en la que destaca el retablo plateresco. Sin olvidarnos de hacer una parada en su plaza porticada, donde se celebra el mercado semanal desde el siglo XIV.

Para finalizar la visita a Poza de la Sal, se debe ir al castillo. Construido en el siglo IX como defensa de las Salinas, desde su privilegiada situación controlaba las explotaciones y por el oeste la entrada a la villa y a La Bureba.

Aviso legal y política de privacidad - Desarrollado por: © Webspecialista